Nueve Hermandades y el tradicional desfile, recorrerán las calles del Viernes Santo egabrense

NAZARENOcuesta

El Viernes Santo se inició con la salida a las 01,00 de la madrugada de la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán de la Hermandad y Cofradía del Silencio. Se desconoce el autor de la talla y el año de su ejecución, pero estilísticamente es imagen tardo-renacentista de segunda mitad del S. XVI.Algunas circunstancias indican que su autor podría ser el escultor montillano Juan de Mesa. En 2008 fue restaurado por Salvador Guzmán, que rescató la policromía original del rostro, le talló una nueva cruz y recuperó el primitivo «títulus crucis».

Los hermanos visten túnicas, guantes y capirotes negros, cíngulo y alpargatas de esparto, y arrastran cadenas en los pies. El emblema de su hábito son las tibias y calaveras, simbolizando la victoria de Jesucristo sobre la muerte.

En lo musical llevan tambores rompevelos y rezo del Santo Viacrucis.

A las 6,30 horas iniciaba su salida de la misma parroquia la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de Humildad y Paciencia. La imagen se cree que es obra de un escultor de la escuela de Martínez Montañez, o incluso de el mismo. Fue restaurado en 2005 por Santiago Molina, recobrando su policromía y las lágrimas de cristal que tuvo originariamente.

Los hermanos llevan túnica y capirote de color marfil, escapulario, bocamangas y cíngulo rojos. Guantes y calcetines blancos con sandalias de cuero negras.

En lo musical lo acompaña la Banda de Cornetas y Tambores Expiración de Quesada Jaén.

Continua la Archicofradía del Nazareno, efectuando su salida a las 11,00 de la Parroquia de la Asunción y Ángeles, la talla es de autor anónimo correspondiente a la segunda mitad del S. XVI. Fue restaurada en 2006 por Santiago Molina. La imagen luce todos los Viernes Santo su túnica de terciopelo morado con ricos bordados en oro y cola de cigarrón de 1785 realizada en Cádiz y restaurada en 1973, porta cruz de plata cincelada de autor anónimo de 1670. Y una larga soga de hilo de oro alrededor del cuello.

Los hermanos llevan túnica y capirote morados con capa en marfil y lleva bordado el escudo de la Real Archicofradía, cíngulo y borlas de seda en color oro, guantes y zapato negro.

Riguroso silencio de luto de Viernes Santo, roto por el rezo del Via – Crucis y el tradicional sonido de los Abejorros.

De la Parroquia de la Asunción y Ángeles sale la Hermandad y Cofradía de nuestra Señora del Mayor Dolor, a las 11,45 horas. La imagen es de la escuela antequerana atribuida a Antonio del Castillo de finales del S. XVII. Fue repolicromada entre los años 1960 y 1970 por el artista local Campos Serrano.En 1999 fue restaurada por Santiago Molina.

El hábito de los hermanos está compuesto por túnica y capirote negro. Escapulario y guantes color blanco, cíngulo de ambos colores.

La acompaña la Asociación Músico Cultural “Puente Romano” de Villa del Río (Córdoba).

La tarde la encabeza la Hermandad y Cofradía del Rocío de Pasión saliendo a las 17,50 horas del Convento RR.MM. Franciscanas. La bendita Imagen de Nuestra Señora del Rocío es obra del escultor egabrense Don Francisco Campos Serrano, realizada en el año 1947. Ha sido restaurada por Luis Peñalba en la década de los 90 y por el escultor cordobés José Antonio Cabello en 2010, siendo esta última todo un éxito. La bendita Imagen del Señor de la Salud es obra contemporánea del escultor Juan Bautista Jiménez Rosa, realizada en 2015.

Túnica de color marfil, capa y capirote de color azul Francia, junto al cíngulo del mismo color.

En lo musical va acompañada de la Banda de Cornetas y Tambores “Fe y Consuelo”, de Martos (Jaén).

Continúa la Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de las Almas en su Sagrado Descendimiento de la Cruz, María Santísima del Desconsuelo y Lágrimas y San José de Arimatea, realizando su salida a las 19,00 horas de la Iglesia de San Juan Bautista, Casa de Hermandad.

El grupo escultórico fue realizado en Córdoba entre 2006 y 2010 por Antonio Bernal. La imagen del Cristo de las Almas, está a punto de descender del todo; Arimatea y Nicodemo lo entregan a San Juan, mientras que María Magdalena, arrodillada y afligida, intenta rozar su mano. A un lado de la escena se advierte una de las más bellas originalidades del conjunto: las dos Marías, Cleofás y Salomé, intentan sostener a la Virgen María que se desvanece ante el dolor de ver a su Hijo descendiendo de la Cruz. Completa la escena el romano San Longinos, abatido y sentado sobre una roca reflexiona tras la Cruz sobre lo acontecido.

El hábito de la Hermandad está compuesto por túnica negra con cola recogida y fajín de esparto. Los hermanos llevan cera “tinieblas”.

La Estación de Penitencia se realiza en riguroso silencio.

A las 20,15 tendrá lugar la salida de la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias, cuyo Cristo es reconocido como una de las mejores tallas del barroco andaluz. El grupo escultórico procede de Granada y está atribuido a José de Mora, del último cuarto del S. XVII.

Túnica y capirote de raso negro con escapulario raso cardenal con escudo bordado y cordón dorado. Acompañada por la Agrupación Musical “Virgen de las Angustias” Cabra.

El Sepulcro inicia su salida a las 21,10 horas de la Parroquia de la Asunción y Ángeles. El Cristo yacente data de 1773 y fue comprado en el taller del escultor granadino Cecilio Trujillo.

Túnica y capirote de raso negro con capa y cíngulo morado. Lo acompaña la Escuadra de Tambores del Imperio Romano. Asociación Instructivo Musical “Banda de Música de Cabra”.

Cierra el Viernes Santo la Hermandad de los Dolores, saliendo a las 21,30 horas de la Parroquia de la Asunción y Ángeles. La talla es anónima, fechable en el primer tercio del S. XVIII y restaurada en 1990 por Miguel Arjona.

Túnica blanca, capirote,capa, cíngulo y botonadura azul. En lo musical está acompañada por la Banda de Música de Huetor Vega.

También tendrá lugar en este día una de las tradiciones más arraigadas y singulares de nuestra Semana Mayor, el Desfile del Viernes Santo. Los desfiles tenían lugar varios días de la Semana Santa, pero con el tiempo la mayoría fueron perdiendo vigencia, quedando finalmente como último vestigio el del Viernes Santo, constituyendo una de las estampas más características de nuestra Semana Santa. De esta forma, el desfile del Viernes Santo anuncia con su discurrir la salida inminente de las distintas cofradías de la tarde-noche, con un cortejo de gran colorido y en el que participan capuchones, romanos, acólitos y músicos.

desfile

 

 

Menú