La nueva pieza arqueológica del mes data de la Edad de los Metales

El Museo Arqueológico de Cabra ha incorporado una nueva pieza correspondiente al mes de febrero, tratándose ésta de un diente de hoz.

Se trata de un diente de hoz realizado sobre una lámina de sílex oolítico de color gris, fracturado en uno de sus extremos. Posee una longitud de 4,33 cm; una anchura de 1,59 cm; y un grosor de 0,58 cm.

Presenta un retoque unifacial abrupto en el dorso, mientras que en borde activo se aprecia un denticulado formado por varias muescas profundas retocadas de modo bifacial posiblemente con una herramienta metálica. Este filo tiene una pátina o lustre ocasionado por su uso.

Esta pieza, junto con otras similares, estaría engastada en una hoz de madera formando un filo dentado destinado a la siega de cereales.

La aparición de este tipo de piezas dentro de la Prehistoria Reciente va ligada a la generalización del uso de metal (cobre o bronce) durante los momentos finales de la Edad del Cobre, siendo muy frecuentes en la Edad de Bronce. El tipo de talla profunda de las muescas, además del reciclaje de láminas de sílex, indica la utilización de un utensilio de metal para la fabricación del filo.

Como elemento de una hoz, su uso se asocia a la etapa de afianzamiento de la económia de producción, a un cultivo cerealístico intensivo de las tierras inmediatas al piedemonte de la serranía egabrense.

Constituye la evidencia más antigua de ocupación humana que aparece en la parcela del yacimiento de la Villa del dios Mitra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menú