Entrevistamos a la presidenta de ADAE con motivo de la reapertura del centro de alzheimer

Hoy vuelve a la actividad al centro que gestiona en nuestra ciudad la Asociación de Alzheimer Egabrense “ADAE” después del Estado de alarma.

Nos atiende su presidenta, doña Carmen Mangas Gómez

¿Cómo han sido estos más de tres meses con el centro cerrado y sin poder llevar a cabo una atención con carácter personal de las personas usuarias?

.- Pues ya os podéis imaginar. Cortar, de manera tan radical, todas las terapias no farmacológicas que a diario se dan en nuestra Asociación, supone un gran retroceso. El trabajo realizado durante años, se ha perdido en estos meses. Un día sin terapias en personas afectadas por Alzheimer, puede dar lugar a perder lo avanzado en meses. Ahora toca volver a empezar y conseguir el rendimiento que teníamos antes del confinamiento.

Hoy vuelven a comenzar, pero ¿cómo han sido los preparativos para la reapertura?

.- Desde el primer día que se nos comunicó el cierre, hemos estado muy pendientes de las publicaciones tanto del BOE como del BOJA, más que nada para tener información, desde la administración, de cómo gestionar y que pasos seguir para hacer el menor estrago posible.

Cada día se han leído las publicaciones, aunque hay que decir, que referente a nuestros usuarios, poco se ha dicho. Hemos estado con la incertidumbre de no saber cómo, cuándo y de qué manera volver a abrir los centros, con todas las medidas de seguridad posibles.

Ha sido un ir y venir hasta, que a primeros de Junio, empiezan a llegar protocolos y medidas de actuación hacia nuestros usuarios, por ser un grupo de alto riesgo en contagios.

Hemos adquirido los EPIS correspondientes para el personal, todo el material de control para el vehículo, entrada en las instalaciones, etc… como son: termómetros infrarrojos, hidrogel, mascarillas, pantalla facial para los trabajadores, guantes, esterillo desinfección para la entrada, producto para desinfectar cualquier utensilio usado por los usuarios/as y trabajadores/as……

Se han realizado todos los protocolos de desinfección. Ha venido una empresa especializada en desgerminar y se ha desinfectado todo. Después ha venido otra empresa, también especializada, para realizar la limpieza de choque y ha limpiado todas las instalaciones, muebles, material a utilizar, etc…..

Sobre esto he de decir, que hay un documento de ambas empresas, donde certifica tanto la desgerminación como la desinfección, para que los familiares puedan comprobar que se ha cumplido con el protocolo exigido.

Se han colocado los carteles indicado medidas para entrar en las dependencias y medidas dentro de las mismas, distancia de seguridad…..

¿Cómo han encontrado a las personas usuarias del centro después de tantos días de confinamiento?

Desde el inicio del confinamiento, hemos mantenido contacto con los usuarios/as a través de video llamada. Hemos hablado tanto con ellos como con los familiares para saber cómo estaban y para darles unas pautas de trabajos y ejercicios, en el domicilio, y así intentar paliar, de alguna manera, el retraso que suponía haber dejado de asistir al centro. Los familiares han colaborado y han puesto mucho de su parte, para que mantuvieran o, al menos, no se produjera un retraso en independencia adquirida. En esas videollamadas, hemos visto que todos estaban en perfecto estado y deseando de volver al centro. Hoy, un día cargado de muchas emociones, comprobamos que, afortunadamente todos están en perfecto estado, se les ha hecho el test, al igual que a todos los trabajadores, y los resultados han sido negativos. Con lo cual, para volver a comenzar, siempre es motivo de tranquilidad, aunque debemos de cumplir con toda la normativa para evitar posibles contagios y para saber cómo actuar en el caso de algún positivo por COVID- 19. Todos perfectos y con mucha ilusión, afortunadamente.

La Asociación de Alzheimer Egabrense “ADAE” dispone de unas extraordinarias instalaciones ubicadas en el marco del Centro Municipal Integrado. Para las personas que aún no las conozcan ¿nos las podría describir?

.- Son una de las mejores instalaciones a nivel provincial. Por su ubicación, eliminación de barreras, accesibilidad, distintas salas para multitud de terapias no farmacológicas.

La zona está dividida en distintas salas tales como: Despacho de Administración; de Dirección, donde la psicóloga trabaja a diario con los/as usuarios/as, en terapias personalizadas según el Estadío de la enfermedad; sala de Fisioterapia, donde nuestro fisioterapeuta realiza ejercicios diarios para mantenimiento de movilidad y mayor grado de independencia, fortaleciendo músculos, piernas a la vez que tenemos activo el cerebro. He de decir que, justo antes del confinamiento, a través de una subvención de la Obra Social “La Caixa”, se adquirió material nuevo para la sala, que pondremos en funcionamiento en esta nueva etapa, con lo cual nuestros/as usuarios/as van a tener actividades nuevas al regreso; tiene, también una sala donde se realizan las actividades de lápiz y papel, como nosotros las llamamos; dos comedores, uno con capacidad para 24 personas y otro para 16, haciendo un total de 40 plazas para ocupar en el centro; una consulta médica equipada con aseo y botiquín, donde ante cualquier percance, llevamos a la persona mientras esperamos la llegada del médico, ya que estamos conectados a una central de emergencias, e inmediatamente nos envían lo necesario ante una urgencia; hay distintas salas de ocio y de visita de familiares; zona de vestuarios para hombres y mujeres con aseo, ducha, taquillas, etc…; zona de lavandería, almacén para limpieza, ropa, material necesario….; aseos distribuidos por todas las instalaciones, adaptados a personas con movilidad reducida y duchas también adaptadas a ellos con sillas geriátricas para una ducha cómoda tanto para el usuario como para el trabajador; un amplio patio donde realizamos actividades al aire libre, siempre que el tiempo nos lo permita; tenemos también una plaza de parking en el sótano del edificio y en los exteriores hay un jardín, que se inauguró hace unos años en las actividades del Día Internacional del Alzheimer, dedicado al cuidador principal, donde poder venir y relajarse respirando aire puro bajo grandes sombras de la distinta arboleda con la que cuenta. Esto es solo lo que la Asociación tiene a su disposición, después el resto del edificio es para venir y visitarlo, está abierto para todo aquel que lo quiera ver, porque tiene salas muy interesantes y que merece la pena conocer y ver lo que Cabra tiene en su patrimonio.

Con la reapertura después del confinamiento ¿mantienen todos los servicios que prestaban anteriormente?

.- Volvemos a abrir las puertas con todos los servicios que teníamos antes del confinamiento y que seguiremos teniendo, con cosas nuevas e incorporando actividades nuevas, pero sin bajar el listón de calidad que, desde primera hora, la Asociación se marcó. Han sido meses sin entrada de recursos, pero aun así, mantenemos todo para nuestros mayores, que menos, se lo merecen. Siempre hay alguien que pone un poquito de corazón y solidaridad hacia nuestro colectivo.

.- Se han mantenido reunión con los trabajadores para darles la formación oportuna de todas las medidas que hay que poner en práctica para evitar el contagio.

.- Nos hemos reunido, también, con todas las familias para explicarles todos los cambios, que la administración nos exige, para volver a abrir las puertas. Y, sobre todo, se les ha transmitido toda la tranquilidad y se les ha mostrado todo el material que se ha adquirido, para poder asegurar una higiene y protocolo de protección ante la gran vulnerabilidad de las personas que entran en el edificio a diario.

.- Mantenemos nuestro transporte, con los cambios exigidos por ley ante la situación, donde hay que guardar distancia de seguridad, adaptando la recogida para que todo sea seguro, toma de temperatura antes de subir al vehículo y antes de salir del edificio.

¿Nos puede decir cuáles son y en qué le benefician a las personas que padecen esta patología?

.- Nuestra psicóloga, como he dicho antes, trabaja a diario con ellos, con un programa informático, adaptado al Estadío de la enfermedad y actualizado, denominado Programa de Prevención Cognitiva o GRADIOR” como entre nosotros lo denominamos. El pasado año, a través de Diputación de Córdoba, se suministró equipos nuevos a toda la provincia con la última actualización del programa, lo que nos hace pioneros en ello.

Además, la psicóloga, atiende a las familias que lo solicitan, somos conscientes del tremendo impacto que supone una noticia de estas características y necesitan hablar y desahogarse con técnicos que entiendan su situación a la vez que los tranquiliza y los reconforta, cuando ven que son cuidados y atendidos acorde al padecimiento de la enfermedad de Alzheimer.

.- El fisioterapeuta realiza a diario ejercicios en la sala correspondiente, equipada con todo tipo de material y al que hay que sumar el nuevo que ha entrado y aún falta por entrar, para poder realizar cuanto más ejercicio mejor, adaptado al grado de dependencia del paciente afectado y manteniendo las AVD, el mayor número de tiempo posible.

.- La auxiliar se encarga de realizar todas las terapias de lápiz y papel como son, manualidades con todo tipo de material, música, cuentas, lectura, ejercicios de la vida diaria, etc…

.- Nuestro conductor, que cada día los recoge y los lleva a su domicilio y con el cual mantienen una relación cordial y una primera toma de contacto el comenzar el día.

.- Y cualquier actividad que podamos llevar a cabo durante el año, excursiones, viajes, celebraciones varias, etc….

.- Los beneficios son innumerables, los mantenemos en activo durante la mañana, llevándoles una rutina que para su enfermedad es perfecta, porque se les marcan pautas a seguir que les facilitan el mantener actividades normales del día a día. Les resulta más fácil poder recordar esa rutina al ser ejercicios repetitivos que llegan a asumirlos como algo normal.

Otra parte fundamental en todas las terapias, son los cuidadores principales. A ellos se les da una tranquilidad durante la mañana, porque saben que la persona esta cuidada y atendida acorde sus necesidades y el cuidador/a puede mantener el contacto social y respiro durante la mañana, sin estar estresado pensando que, en el domicilio, hay una persona que depende de él o ella para cualquier cosa.

.- Para el cuidador/a principal, contamos con la Tarjeta “Más cuidado”. Se solicita a través del Centro de Salud, poniéndose en contacto con la enfermera gestora de casos, Pilar Esteo. Esta tarjeta facilita mucho el trabajo al cuidador/a principal, ya que ante una consulta médica, de cualquier tipo, sabe que va a ser atendida más rápido por tener constancia, en el Centro de Salud, que hay una persona en casa que depende de ella. Además, ante un ingreso hospitalario, presentando el cuidador/a la tarjeta, le facilitaran los servicios en la habitación para que la persona enferma no se quede sola en ningún momento.

¿Desearía añadir algo más?

Podríamos estar contando muchísimas cosas más del colectivo. No paramos de innovar en el sector, pero no nos gustaría dejar pasar la ocasión de dar las gracias a cuantas personas se han preocupado por nosotros. A nuestro ayuntamiento que ha estado pendiente, a colectivos y asociaciones que nos han ayudado, empresas y fundaciones como el Grupo Ineprodes, que han seguido haciéndonos un gran trabajo para poder seguir adelante, la Obra Social “La Caixa”, familiares y Junta Directiva, la Federación de Córdoba con su Presidente Rafael Luque, manteniendo contacto para ver como lo estábamos llevando y un largo etc., pues no nos gustaría dejar a nadie fuera.

Hay algo que si nos gustaría decir y que creemos importante ante todo lo vivido y la situación ocasionada por esta pandemia.

Durante todos estos meses, las noticias no han dejado de producirse con, más o menos acierto, perdidos ante tal crisis por lo novedoso. Se han derivado distintas ayudas para varios sectores de la población, por supuesto necesarias, pero hemos echado en falta a nuestro colectivo. Ha sido, quizás, uno de los más atacados por ser personas de alto riesgo, unas han quedado en el camino y otras, aunque siguen, con nivel muy avanzado de deterioro. Dentro de la partida de estas ayudas, hemos sido los grandes olvidados. Ayudas que impulsaran varios sectores, pero a nosotros, nos vuelve a tocar otra vez, empezar de cero ante los estragos ocasionados a nuestros usuarios/as. Eso sí lo hemos echado en falta, que todas las administraciones nos hubieran tenido en cuenta para que, también, pudiéramos beneficiarios de ayudas que nos hagan volver a tener a todas las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer, al menos, como antes del confinamiento. Será difícil, pero ahí vamos a estar, poniendo todo lo que esté de nuestra mano, para que esto suceda. Sabemos la dificultad de todo hasta llegar a donde nos encontrábamos, de 25 a 30 años de trabajo, pero no por ello vamos a dejar de volver a intentarlo, muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú