Antonia San Juan: “El teatro es el único lugar donde uno puede denunciar”

La actriz canaria, conocida por su interpretación como Estela Reynolds en ‘La que se avecina’ y con el personaje de Agrado en la película Todo sobre mi madre de Pedro Almodóvar, llega este sábado al Teatro ‘El Jardinito’ de Cabra con el espectáculo ‘Mi Lucha’.

Nacida en Las Palmas (Gran Canaria) en 1961, Antonia representa la pasión y vocación artística no solo en el cine o en el teatro sino también en la pintura o la poesía. Directora e intérprete de este espectáculo cargado de crítica social que reúne textos del escritor y guionista Félix Sabroso, del periodista y guionista Enrique Gallego, del director de cine Pedro Almodóvar y de Arthur Koppit, además de algunos propios.

 

‘Mi lucha’ es el último espectáculo de la trilogía de textos unipersonales junto con ‘Otras mujeres’ y ‘Las que faltaban’. Realmente, ¿es “su lucha”?.

En este espectáculo, ‘Mi lucha’, hablo de temas que si han significado una guerra y una lucha, tanto mía, personal, como a un nivel general, taras de esta sociedad. En él se ridiculiza el amor posesivo, el estereotipo de la esposa abnegada que cree a pies juntillas lo que le dice el marido, la envidia entre los miembros de una misma familia, los artistas que realizan actos solidarios solo para conseguir notoriedad, a los periodistas del corazón que se meten en la vida de los demás pero no permiten que nadie hable de la suya. ‘Mi lucha’ es la crítica a la sociedad hipócrita en la que vivimos.

¿Interpreta algún momento de su vida o que haya vivido?.

No, realmente no interpreto cosas personales ni historias reales, pero siempre estamos tocados por alguna de las historias o personajes.

¿A quién va dirigido este espectáculo?.

Pues justo comienzo mi espectáculo diciendo a quién no va dirigido este espectáculo. No actúo para los que presumen de que nunca han leído un libro, ni para las putas, ni para los mendigos que no quisieron darle nada al mundo, ni para la iglesia, ni para el estado, ni para el ejército, ni para los hombres que maltratan a las mujeres, ni para las mujeres que se dejan pegar, ni para los que aman las tradiciones, ni para los violadores, ni para el que bebe y conduce poniendo en peligro la vida de los demás porque la suya es una mierda, ni para los solitarios, ni para los críticos que saben de antemano lo que va a haber y no hablan de la obra sino de la persona, ni para el padre que llama marica a su hijo gay y tortillera a su hija lesbiana. Si no te identificas con ninguno de estos roles entonces ‘Mi lucha es para ti.

En su función mezcla el amor y la alegría con el llanto y la tragedia, provocando en el público un sinfín de emociones. ¿Busca una permanente excitación?.

Es mi forma de entender el teatro y la vida, dónde todo se mezcla, la alegría con el drama, lo bueno y lo malo, intento crear un viaje en el espectador, un recorrido por todas las emociones humanas.

Emite al espectador un mensaje de importante crítica y conciencia social. ¿Por qué?.

Porque el teatro es el único lugar donde uno puede denunciar y porque creo que es importante sacar al espectador de su estado de confort.

¿Trata de despertar en el público una interpretación de la vida más humana y alejada de prejuicios?.

No trato de cambiar nada, sería demasiado prepotente o narcisista. Cada cual que se quede con lo que pueda, el que solo quiera reírse y pasar un rato divertido tendrá eso, el que quiera bucear por la parte oscura e inconsciente también llegará a ello.

Revele el secreto para registrar 15 personajes distintos en menos de dos horas.

¿Ser una buena actriz? (jajaja).

A lo largo de su trayectoria profesional, tanto en teatro, cine o serie de televisión, ¿cuál ha sido el personaje interpretado con el que más se ha identificado?.

No me he identificado con ningún personaje, la verdad, pero en todos he puesto lo mejor de mi como actriz.

Posee una dilatada carrera con personajes muy conocidos en el panorama nacional como Agrado o Estela Reynolds, ¿hasta qué punto le ha influido en su vida este tipo de interpretaciones tan espléndidas?.

Me han dado reconocimiento y popularidad. ¿Qué más se puede pedir?.

Antonia San Juan

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
X