Francisco García Montoya nos habla de actos vandálicos en el olivar

Este medio ha tenido conocimiento del acto vandálico perpetrado en una parcela de olivar del término municipal de Cabra. Según hemos conocido, en este hecho vandálico e injustificado llevado a cabo por personas desalmadas y faltas de escrúpulos, cortaron más de 300 plantas de olivo puestas hace algo más de año y medio haciendo un gran perjuicio al propietario de las mismas.

Nos hemos puesto en contacto con el propietario, D. Francisco García Montoya, para saber más sobre este acto delictivo, verdadero atentado contra la base económica y social de nuestra comunidad.

Periodista.- D. Francisco gracias por concedernos esta entrevista.

Respuesta.- Gracias a vosotros porque hasta ahora habéis sido el único medio de comunicación que se ha hecho eco del, como usted bien dice, atentado que hemos sufrido en nuestra explotación agrícola.

Periodista.- ¿Cuándo ha ocurrido el hecho y cómo le afecta?

Respuesta.- Sucedió en la primera quincena de diciembre, creemos que por la noche

¿Qué cómo me afecta?, pues verá económicamente supone una pérdida de varios miles de euros que llevamos gastados en criar los olivos durante casi dos años, gasto que se multiplica por dos porque ahora hay que volver a realizar un gasto similar para recuperar la plantación. Anímicamente me siento triste y desorientado porque no comprendo el nivel de maldad de los delincuentes que han realizado esta salvajada. Piense usted que cuando un ladrón roba lo hace para obtener un beneficio económico. Pero, ¿cuál es el beneficio de este acto delictivo? No parece que sea otro que satisfacer la maldad, la envidia y el resentimiento de los delincuentes que lo han inspirado y llevado a cabo.

Periodista.- ¿Delitos de este tipo son frecuentes en el campo?

Respuesta.- Hombre, de tiempo en tiempo se han oído noticias de que a alguien le han cortado un plantón o dos o incluso ocho. Pero, que hayan cortado 350 olivos, una parcela entera, como me han hecho a mí es la primera vez que ocurre en el término de Cabra y creo que en los de alrededor. Es un delito gravísimo porque atenta contra la base económica y social de la localidad que es la agricultura de olivar, lo que pone de manifiesto el poco respeto, el desprecio, que estos delincuentes tienen hacia la sociedad en la que viven y de la que viven.

Estoy seguro que cualquier olivarero que lea esta noticia se llevará las manos a la cabeza porque esto es como si a un pastor le matasen las ovejas o las vacas.

Periodista.- ¿Tiene usted alguna sospecha sobre la autoría de este delito?

Respuesta.- Sí, la tenemos, pero de esto no puedo darle detalles porque está el asunto en manos de la Guardia Civil y de la Justicia.

Periodista.- ¿Y de aquí en adelante, en el futuro, qué?

Respuesta.- Habrá que ver cómo recuperamos la plantación. Estoy pidiendo consejo a personas entendidas en las cosas del campo. Pero lo que sí es cierto es que por lo pronto tendremos un atraso de entre tres y cuatro años, y tenga en cuenta que en el año 2020 íbamos a cogerle a estos plantones la primera pequeña cosecha.

1 Comment

  1. javier miro  /  3 enero, 2020, 4:58 pm Reply

    por desgracia siempre habra seres (no merecen el calificativo de personas) que solo les gusta hacer daños a quienes se preocupan por crear riqueza para nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú