Caballistas y carros, se sienten abandonados.

IMG_20170907_195321Ésta es la exigua representación de los caballistas hoy día 7 de septiembre de 2017 en su anunciado paseo de caballos, de los casi sesenta caballos que acompañaron en su bajada a la Virgen de la Sierra solo un escaso 1% se atreven a salir los días de feria, a pesar de que se anuncia en el programa de fiestas que desde las 15 horas y hasta las 20 horas, habrá un paseo de caballos por el Real de la Feria, Camino los Barreros y explanada del Centro  ADIE.

Se lamentan los caballistas de la desorganización que se lleva produciendo desde el pasado año, dado que no se corta al tráfico el Camino los Barreros, lo que imposibilita de acuerdo con la ley el paso de los caballos y en aras a la prevención de que haya que lamentar algún incidente.

Hay quien va más allá y dice que esta dejadez de parte de quien corresponda es porque no se quiere caballos en la feria. Obviamente no puede ser más que una salida de tono de quien así lo refiere pero está claro que si tienen toda la razón en sus lamentos de que no pueden disfrutar de su caballo si no están protegidos durante esas cinco horas que tienen para lucirse con él y deleitarse de otra manera distinta en la feria a quien lo hace en una caseta por ejemplo.

Es de recibo sacar a la luz este tema por la desazón que tienen los caballistas, dado que para poder lucir su caballo y hacer el paseo indicado entre ducharle, arreglarle la crin y la cola con trencitas y limpieza de cascos al menos son entre tres y cuatro horas, para una vez en la calle encontrarse que en el Real de la Feria apenas pueden estar por el poco espacio y la cantidad de gente que se divierten en la feria al medio día, y como ya he indicado la calle prevista no se corta al tráfico, lo que se resumen en la escasa afluencia de caballistas al sentirse totalmente indefensos, porque los vehículos si tocan el  claxon pueden asustar a los animales,  si aceleran bruscamente para adelantarles o incluso por la impaciencia de los conductores.

Menú
X