SATSE afirma que «el Plan de Primaria es un gesto político propiciado por los compromisos electorales»


El Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Enfermería, SATSE, considera que el Plan de Atención Primaria propuesto por el Ministerio de Sanidad, y que hoy se verá en el Consejo Interterritorial del SNS, no responde a las necesidades y demandas de los enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas para mejorar la atención que prestan a los/as ciudadanos/as ni a lo que requiere con urgencia el Sistema Nacional de Salud a medio y largo plazo. “Se trata de un gesto político propiciado por los compromisos electorales”, señala.

En la primera reunión del año del órgano de dirección del Sindicato, los/as responsables estatales y autonómicos/as de la organización concluyeron que, en caso de que se apruebe finalmente, el plan impulsado por el Ministerio de Sanidad no propiciará la tan necesaria renovación de la Atención Primaria, ya que no contempla las acciones y recursos económicos y materiales necesarios que lo hagan posible.

SATSE denuncia el escaso tiempo empleado en la elaboración del plan, poco más de dos meses y medio, así como que el papel dado a los representantes de los profesionales en las reuniones celebradas ha sido el de meros “convidados de piedra”, al no tenerse en cuenta las propuestas de mejora planteadas.

En este sentido, la organización apunta, como algunas de sus propuestas que han “caído en saco roto”, el establecer una dotación presupuestaria específica y diferenciada para AP en los presupuestos del servicio de salud correspondiente; la mejora de los medios, organización y procesos asistenciales para hacerla más resolutiva, y el diseño de un modelo real de trabajo multidisciplinar que contemple expresamente los protocolos de derivación entre profesionales y la participación de todos los colectivos en la toma de decisiones.

En lo que respecta a las enfermeras y enfermeros, SATSE defiende que estos profesionales dispongan de una cartera de servicios propia y diferenciada, dotando así a la Consulta de Enfermería de mayor autonomía. También tienen que definirse ratios de enfermeros/as por número de usuarios, según criterios poblacionales y sociosanitarios, y asignar un cupo propio a cada profesional y que los pacientes le tengan identificado en la tarjeta sanitaria individual.

Los programas de visita domiciliaria y de atención a pacientes crónicos, inmovilizados y terminales; mejorar la coordinación entre niveles asistenciales sanitarios y con los servicios sociales mediante la enfermera gestora de casos; impulsar el papel de la enfermería en la atención comunitaria o la implantación generalizada de la figura de la enfermera escolar son otras de las medidas que propuso el Sindicato

En cualquier caso, el Sindicato de Enfermería insiste en la necesidad de que se “relance” la Atención Primaria, dotándola de los medios y recursos económicos y materiales necesarios y, muy particularmente, del número de profesionales de Enfermería y Fisioterapia y, por ello, seguirá abierto a conversar con el Ministerio de Sanidad y las consejerías de Salud de las comunidades autónomas dentro de un marco de negociación real, efectivo y sujeto a plazos de tiempo razonables.

Enfermera escolar

De otro lado, el Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Enfermería ha acordado intensificar sus acciones reivindicativas y de trabajo ante los gobiernos estatal y autonómicos que saldrán de las urnas, el próximo 28 de abril, con el objetivo de que haya, al menos, una enfermera o enfermero en todos los centros educativos españoles.

Tras la reciente constitución de la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar, junto al Foro Español de Pacientes (FEP), el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública ANPE, y la Federación Española de Diabetes (FEDE), SATSE se ha marcado, entre sus prioridades, la implantación generalizada de la figura de la enfermera/o escolar en los centros escolares de nuestro país.

El Sindicato de Enfermería demanda que el próximo curso 2019-2020 suponga el inicio de la implantación generalizada de la enfermera/o escolar en España, como así ya sucede en numerosos países, como EE.UU., Reino Unido, Alemania, Suecia, Francia o Noruega.

Por ello, los/as responsables estatales y autonómicos/as de la organización han establecido la hoja de ruta a seguir para reclamar a los próximos ejecutivos estatal y autonómicos que los niños, niñas y jóvenes, profesorado y padres y madres se beneficien de la labor asistencial y de prevención y educación para la salud de las enfermeras y enfermeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú