La delegada de Salud y el alcalde de Lucena visitan el CAIT que garantiza una atención de calidad a los menores

La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, ha visitado hoy junto al alcalde de Lucena, Juan Pérez, el Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) de Lucena, que actualmente atiende a cerca de 180 menores con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlo ofreciéndoles una atención de calidad. Durante su visita, Luna, que ha conocido la labor que realizan los profesionales de este centro, ha destacado “el importante papel del mismo en el desarrollo de los niños y niñas con necesidades especiales”.

En esta línea, ha insistido en la importancia de la colaboración institucional, como vía para asegurar una atención social y sanitaria a la ciudadanía que garantice la igualdad de oportunidades. Además, ha agradecido “la labor diaria que realizan todos profesionales del CAIT (psicólogas, logopedas, fisioterapeutas, pedagoga, maestra de educación infantil y auxiliar de jardín de infancia) para mejorar la calidad de vida de los menores a los que atienden y ayudarlos a desarrollar sus capacidades”.

La delegada ha hecho hincapié en que la actuación conjunta entre Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Lucena “nos permite optimizar la asistencia, atendiendo siempre al interés superior del menor y su derecho a alcanzar el máximo desarrollo de sus posibilidades, su autonomía y su participación activa en la familia y en la comunidad”.

El CAIT de Lucena es uno de los 23 centros con los que cuenta la provincia de Córdoba, que atienden una media mensual de 1.600 menores, que reciben 8 sesiones por mes. La actuación que se lleva a cabo en estos centros da una respuesta global a los menores con la finalidad de poner los elementos necesarios, para promover la autonomía personal y facilitar la inclusión familiar, escolar y social no sólo de los niños y niñas en situación de dependencia sino también de los que están en riesgo de desarrollarla.

La atención temprana
La atención temprana es un conjunto de intervenciones dirigidas a la población infantil entre 0 a 6 años para dar respuesta en el más corto plazo de tiempo a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con problemas del desarrollo o con riesgo de padecerlos, como los auditivos, los sensoriales o los motores, entre otros. En los centros de atención infantil temprana se ofrece una respuesta global con la finalidad de poner los elementos necesarios, para promover la autonomía personal y facilitar la inclusión familiar, escolar y social no sólo de los niños y niñas en situación de dependencia sino también de los que están en riesgo de desarrollarla.

Es necesario que, desde que se detecta la necesidad especial, se comience a tratarla, para lograr corregir o minimizar el impacto sobre el crecimiento de los niños y niñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
X