El Hospital Reina Sofía cuenta con un espacio mágico para los niños gracias a la Fundación Abracadabra

El Hospital Universitario Reina Sofía cuenta con un nuevo espacio para regalar ilusión: el Espacio Mágico. Gracias a la Fundación Abracadabra, los menores ingresados disponen de un escenario mágico en el que pueden aprender juegos de ilusionismo, desarrollar su creatividad, aprender jugando, evadirse y viajar a todos los lugares que deseen, porque con magia todo se consigue.

Un escenario de fantasía decorado con alegres dibujos, chisteras, caretas, cartas, libros mágicos y varitas componen el teatro móvil con el que niños y niñas podrán recrear las escenas que su mente imagine. La Fundación de magos solidaria ‘Abracadabra’ pone a disposición de los hospitales este recurso con el que convertir estos centros en espacios más acogedores.

Según ha explicado la responsable de la Unidad de Actividades Motivacionales del hospital, Ana Calvo, “se trata de recrear un mini teatro donde los menores hospitalizados puedan sentirse más libres y con más acceso a la creatividad. Es un lugar más acogedor, que de manera humilde plantea un rinconcito divertido y mágico en el hospital”. Desde la semana pasada, los menores hospitalizados tienen un lugar donde ver sus actuaciones de magia y también donde poder comenzar sus primeros pasos mágicos, ya que está planteado para que los niños y niñas puedan ir aprendiendo sus ‘primeros juegos de ilusionismo’. Durante toda la semana, niños, niñas y sus familiares han podido interactuar en este espacio, que comenzó a funcionar con la actuación del mago de la Fundación que cada mes ofrece una actuación a los menores hospitalizados y que dinamizó la presentación con diferentes juegos participativos.El Hospital Reina Sofía agradece la colaboración y solidaridad de la Fundación y de Citroën,  para la puesta en marcha del ‘Espacio Mágico’, ya que “estas píldoras de ilusión y esperanza se mantienen durante muchos días porque los niños y niñas vuelven a su habitación con una inyección de alegría que les ayuda a evadirse de sus preocupaciones”, según Ana Calvo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
X