El centro de salud de Montoro crea su mapa de activos en salud con la participación de la escuela de adultos

De esta manera el centro pone en práctica uno de los compromisos recogidos en el IV Plan Andaluz de Salud que hace referencia a la generación y desarrollo de los activos de salud de la comunidad autónoma

La Unidad de Gestión Clínica de Montoro ha creado su mapa de activos en salud con la participación del alumnado de la escuela de adultos de la localidad montoreña. Así, con el objetivo de identificar y desarrollar los activos que promueven salud y generan bienestar en la población en el municipio se han llevado a cabo sesiones de trabajo conjunta entre la trabajadora social del Centro de Salud de Montoro, Francisca Valdivia y alumnado del Centro de Educación Permanente de la localidad, que se encuentran cursando estudios en el Aula de Salud que se lleva a cabo de la mano de la profesora Cristina Talero. De esta manera el centro pone en práctica uno de los compromisos recogidos en el IV Plan Andaluz de Salud que hace referencia a la generación y desarrollo de los activos de salud de la comunidad autónoma para ponerlos a disposición de la sociedad andaluza.

Con este mapa se pasa de “trabajar de forma exclusiva desde el enfoque tradicional del déficit, a complementarlo con el enfoque salutogénico de activos, siendo ambos enfoques necesarios y complementarios entre sí de cara a mejorar la salud de la población y, a su vez, reducir las desigualdades”.

El modelo de activos para la salud supone una revitalización de las intervenciones de promoción de la salud y de salud comunitaria en términos de intersectorialidad, salud positiva, participación, equidad y orientación a los determinantes de la salud. Así, teniendo en cuenta que un activo de salud es todo factor o recurso que aumenta la capacidad de las personas, grupos, comunidades, poblaciones o instituciones para mantener y sostener la salud y el bienestar, se han recogido aquellos recursos para la salud de que dispone la localidad de Montoro, siguiendo los tres niveles de activos que han de ser tenidos en cuenta en la elaboración de un mapa el primero, referido a las habilidades y capacidades de las personas residentes; el segundo incluye las asociaciones de personas residentes existentes en la comunidad que hacen que la vecindad trabaje conjuntamente por objetivos comunes y el tercer nivel, referido a aquellos recursos institucionales presentes en el vecindario, como hospitales, colegios, bibliotecas, instalaciones deportivas, zonas verdes, etc.

El fruto del trabajo realizado, se ha difundido a través de recursos Web 2.0, con la finalidad de visibilizar y difundir los activos de salud de la comunidad montoreña, dando a conocer las estructuras urbanas y permitiendo así a las personas y familias posibilidades de encuentro más allá del ámbito doméstico. Además, se ha puesto en valor un entorno urbano con lugares de esparcimiento y espacios verdes en el que pueden confluir, desde la garantía de seguridad, los distintos intereses deportivos, lúdicos, recreativos o culturales de los distintos sectores poblacionales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú