CSIF se opone al cierre de unidades en los centros educativos públicos de Córdoba

CSIF Córdoba ha comunicado mediante una nota de prensa su rechazo al cierre de unidades previstas por la Consejería de Educación en algunos centros públicos de la capital y de la provincia el próximo curso.

El sindicato alega que en la presentación de los datos del proceso de escolarización el propio delegado territorial de Educación afirmó que la reducción de unas 300 plazas del ciclo de Infantil el año que viene podría conllevar el cierre de unidades en la enseñanza pública cordobesa.

La responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Elena García, apunta que en el sindicato ya se ha tenido constancia de que la Administración ha comunicado a algunos centros que perderán unidades en el curso escolar 2018-2019. En el caso de la capital, en el IES Medina Azahara se anulará unidad de Bachillerato y en el CEIP José de la Torre y del Cerro, se eliminará otra en Infantil, entre otros. Para esta central, la situación es igualmente preocupante en la provincia debido a la pérdida de una unidad del primer ciclo de Secundaria en el CEIP Nuestra Señora de las Veredas de Torrecampo, dos en 2º de la ESO y en Bachillerato en el IES Alto Guadiato de Peñarroya-Pueblonuevo, otra de Infantil en el CEIP Alcalá Galiano de Doña Mencía y otra de Primaria en el CEIP Carmona Sosa de Palma del Río, entre otros.

García reclama que, en base a la transparencia de la que quiere hacer gala el delegado, según afirmó en esa presentación, se reúna con las organizaciones sindicales para analizar detenidamente la situación de cada centro a fin de evitar el cierre de unidades. La dirigente sindical recuerda que en los últimos cinco cursos se han eliminado casi un centenar de unidades en Educación Infantil en Córdoba. Asimismo, García indica que “en ningún caso permitiremos que se destruya empleo entre los docentes de la educación pública”.

Desde CSIF se rechaza que se intente justificar este ataque a la educación pública con el argumento de la bajada de la natalidad ya que “es un hecho innegable que repercute negativamente en la aminoración de unidades, pero habría que analizar también otros recortes, como la reducción de personal en el área de bilingüismo o la eliminación de las sustituciones para los docentes de más de 55 años, unos ajustes que se omiten interesadamente, pero que están produciendo un efecto negativo en cuando a la reducción de unidades”.

csif

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
X