El Consorcio de Bomberos adquiere dos nuevos vehículos por 360.000 euros

El Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Córdoba continúa con la modernización de la flota de vehículos del organismo provincial con la recepción de dos nuevas unidades, por un importe global de 360.000 euros, tras dos fases anteriores de adquisición que tuvieron lugar en noviembre y diciembre de 2017.

Como explica la vicepresidenta del Consorcio de Bomberos, Dolores Amo, “vamos a llegar a la cifra total de 22 nuevos vehículos en este mandato, tras las incorporaciones que se produjeron en el 2017, la actual y la que tendrá lugar en 2019; en total, hablamos de una inversión de 5,5 millones de euros realizada entre la institución provincial y el Consorcio”.

El objetivo de esta renovación de la flota, explica Amo, es “modernizar la flota de los parques para garantizar la seguridad de los vecinos de los municipios ante incendios u otras acciones que desarrollan los bomberos y que puedan dar una respuesta inmediata”.

Las dos nuevas unidades, que estarán operativas el lunes 26 de marzo, son un vehículo autobomba rural pesada, que se destinará al Parque Comarcal de Bomberos de Pozoblanco, y un vehículo ligero tipo pick up destinado al Parque de Montoro.

La autobomba rural pesada, igual que las entregadas anteriormente, está montada sobre chasis MAN 4×4 con una potencia de 290 CV, caja de cambios automática y equipada con dispositivo de avisador de pérdida de estabilidad en caso de actuación en terrenos con pendientes elevadas.

Dispone de una cisterna de agua de 3.500 litros y bomba combinada de alta y baja presión, con regulador automático de presión. Está equipada con todas las herramientas y equipos necesarios para desarrollar con eficacia un amplio abanico de intervenciones. Como equipamiento adicional, cuenta con dos equipos de respiración autónoma, una moto tronzadora y moto sierra y dos bombas de achique de agua. Es un vehículo diseñado para actuar principalmente en incendios agrícolas y forestales, así como en intervenciones derivadas de inundaciones y saneamientos.

El vehículo ligero es un pick up sobre chasis Toyota HILUX cabina sencilla 4×4. Dispone de un equipo contra incendios con un depósito de agua de 500 litros y una bomba de alta presión con un caudal de 42 litros/minuto a 60 kg/cm2 de presión. Este vehículo contraincendios está especialmente diseñado para la extinción de incendios de tipo agrícola, incendios en cunetas, medianas de autovía y en apoyo de todo tipo de incendio forestal y trabajos en el monte. Por sus características de todo terreno también es eficaz en todo tipo de siniestros como inundaciones, riadas, vientos fuertes, desplazamientos de terrenos, derrumbes, etc. Además, se utiliza conjuntamente con carros de transporte para el abastecimiento de equipos y herramientas necesarios para las intervenciones de cualquier punto.

jpg1

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú