SATSE denuncia la falta de respuesta ante la masificación en las Urgencias del Hospital Infanta Margarita

El Sindicato Profesional de Enfermería, SATSE-Córdoba, ha denunciado mediante un comunicado de prensa las deficiencias en las Urgencias del Hospital Infanta Margarita como consecuencia de la masificación originada por  la presión asistencial y la falta de respuesta para reforzar el control central de la sala de espera de urgencias.

Durante las últimas semanas la presión asistencial ha desbordado las urgencias y la capacidad de ingreso del propio hospital, lo que ha provocado un colapso en varias situaciones de las urgencias ante la continua llegada de pacientes y la imposibilidad de ingreso. “Si bien es imposible ampliar el hospital de un momento para otro, si que es posible ampliar la plantilla de profesionales para atender a los pacientes que necesitan cuidados urgentes, algo que el SAS no ha querido realizar”.

Desde SATSE, se afirma  que “precisamente  el 29 de enero de 2018 y ante la previsión de incremento de demanda asistencial, como ha ocurrido, por parte del Sindicato de Enfermería se solicitó por escrito a la Dirección del Centro Sanitario la ampliación de los recursos de Enfermería en el Área de Urgencias”, escrito que hace especial mención a la no dotación de personal del  control de Enfermería situado en el epicentro de la sala de espera de urgencias, lugar estratégico para la vigilancia y observación de los pacientes, el seguimiento del tratamiento prescrito, la atención a las dudas y necesidades del propio paciente o sus familiares y la atención a pacientes encamados pendientes de ingreso.

El sindicato insiste que el Plan Funcional de Urgencias del Servicio Andaluz de Salud (SAS), por el que se obliga a vigilar la evolución de los pacientes, que esperan a ser valorados en la sala de espera de Urgencias, que están recibiendo tratamiento urgente o están a la espera de cama para ingreso, no se cumple en las Urgencias del Hospital Infanta Margarita, al no existir profesionales en esta área.

Por tanto, el paciente no puede estar sólo en la sala de espera de Urgencias como ocurre en el Hospital Infanta Margarita, sin que haya un profesional sanitario con capacidad, formación y competencias suficientes que se encargue de vigilar su evolución, así como los cambios que se puedan producir en su estado clínico como consecuencia del empeoramiento de su proceso, o para monitorizar los tratamientos prescritos, etc.

Según SATSE ello obliga a disponer de un enfermero o enfermera en las salas de espera de las urgencias que haga un seguimiento del paciente y sirva de nexo de unión entre el paciente, el equipo sanitario que directamente le atiende y los familiares, cuestión que el SAS niega a los pacientes del sur de la provincia.

“Los profesionales de urgencias están saturados ante el inmovilismo de la Administración, mostrando sus quejas por la falta de refuerzos, la falta de personal en el control de la sala de espera y  se quejan de que su Supervisor directo dimitió hace más de un año y la falta del Cargo Intermedio desde entonces los sitúa en un servicio del que transitoriamente la Dirección del Hospital se ha desconectado”.

SATSE califica de insensibilidad a los planteamientos de mejora en la atención prestada a los pacientes. “La no solución e este problema que perjudica tanto a los pacientes y a los profesionales, llevará al Sindicato de Enfermería otras acciones sindicales”.

URGENCIAS HOSPOITAL INFANTA MARGARITA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú