Juan Antonio Moñiz Mora, Presidente del Consejo Económico y Social de Cabra

foto entrevista

Ha sido recientemente elegido Presidente del Consejo Económico y Social de Cabra, ¿qué espera poder aportar a Cabra con su labor en este cargo?

En primer lugar quisiera mostrar mi satisfacción por poder formar parte del Consejo Económico y Social (CES) de mi Ciudad y en segundo lugar, expresar mi agradecimiento a todos los miembros del Consejo, primero por ofrecerme y después por darme ese voto de confianza, unánime, para ejercer la Presidencia del Consejo, al que espero no defraudar.

Con respecto a que pretendo aportar . Por supuesto llego con ilusión y con ganas de trabajar.

Para mí, Cabra, es mi pueblo, donde nací, donde vivo y por lo tanto, el desarrollo y el bienestar de mi ciudad me importa.

Tener la oportunidad de colaborar en un órgano como es el CES para intentar dar ideas, verter opiniones, emitir informes …… y que todo ello vaya encaminado a mejorar, en la medida de lo posible, la calidad de vida de tus vecinos, para mí es importante.

Y entrando ya un poco en el ámbito más profesional, pero lo quiero decir de forma muy humilde, creo que, posiblemente, mi experiencia profesional puede ser válida para intentar desempeñar este cargo de forma digna. Llevo muchos años trabajando en puestos de cierta responsabilidad, dónde la gestión económica, las relaciones institucionales con los diferentes movimientos asociativos, con el tejido empresarial, sanitario etc. es una parte consustancial a mi trabajo diario y, por lo tanto, creo que ese pequeño o gran conocimiento en la gestión y de los recursos, tanto públicos como privados, puede ser positivo para el funcionamiento del Consejo.

• El Consejo Económico y Social de Cabra lleva desde 2008 en activo. ¿Con qué finalidad se creó y cuáles son sus funciones?

Efectivamente el Consejo Económico y Social se constituyó en 2008 pero, desde mi punto de vista, sigue siendo un gran desconocido para nuestra ciudad, por lo que creo que una de nuestra primeras tareas deberá ser informar y dar a conocer a nuestros vecinos que es el Consejo Económico y Social de Cabra (CES), para que se crea y, sobre todo, para qué sirve.

De forma resumida, el CES nace dentro del marco del sistema de participación ciudadana, con el objetivo de facilitar la participación de personas y entidades representativas de la actividad económica y social de nuestro pueblo en diversas áreas, pero eso sí, conviene destacar que el CES debe actuar siempre con total autonomía e independencia en el ejercicio de sus funciones.

De una forma más formal, el Consejo Económico y Social tiene la naturaleza jurídica de un órgano consultivo del Pleno Municipal en materia socio – económica y cuya finalidad es colaborar con el Ayuntamiento para complementar el mejor conocimiento de la realidad económica y social de Cabra y ayudar para la adopción de las medidas que puedan servir para su desarrollo.

Como órgano consultivo que es, el Consejo Económico y Social, puede emitir informes sobre determinadas materias de tipo socio – económico que puedan fomentar la actividad económica de nuestro pueblo e incluso puede realizar propuestas al Pleno Municipal.

Las principales funciones del CES vienen definidas en el artículo 2 de sus Estatutos y fundamentalmente son dos:

• De manera general, el Consejo Económico y Social deberá emitir informes sobre cualquier aspecto relacionado con la economía egabrense atendiendo siempre a los aspectos sociales.

• Y en segundo lugar, y de manera más particular, el CES deberá emitir informes sobre:

a) El Proyecto de Presupuesto Municipal anual, atendiendo principalmente a su actividad de fomento económico.
b) El Proyecto del Plan Económico y Social que, con carácter plurianual, decidirá elaborar el Ayuntamiento.
c) El Proyecto del Plan Anual de Actividades de la Oficina de Desarrollo Local.
d) Los proyectos municipales que pudieran elaborarse para la reforma del Plan de Ordenación Urbana,
en especial, por lo que concierne al desarrollo del suelo industrial.

Me gustaría también comentar que el CES lo conforman 25 personas distribuidos de la siguiente forma:

 Siete consejeros/as designados/as por el Ilustrísimo Ayuntamiento de Cabra de entre personas de la ciudad de reconocido prestigio y experiencia en el ámbito socio – económico.
 Dos consejeros/as propuestos/as por los sindicatos de trabajadores de mayor representatividad en Cabra, propuestos al Ayuntamiento por la dirección de los sindicatos.
 Dos consejeros/as propuestos/as por los sindicatos agrarios más representativos de Cabra.
 Tres consejeros/as propuestos por las cooperativas que realicen su actividad principal en el término de Cabra.
 Tres consejeros/as propuestos/as por la Asociación de Empresarios con representación en Cabra.
 Un/a consejero/a propuesto/a por las Asociaciones Juveniles.
 Un/a consejero/a en representación de las Asociaciones de Vecinos
 Un/a consejero/a en representación de las Asociaciones de Trabajadores Autónomos y de los profesionales.
 Un/a consejero/a en representación de las Asociaciones de Mujeres.
 Un/a consejero/a en representación de las Asociaciones de Personas con Discapacidad.
 Un/a consejero/a en representación de la Junta Rectora del Parque Natural de las Sierras Subbéticas.
 Un/a consejero/a en representación de los inmigrantes con residencia en Cabra.
 Un/a representante del Centro de Día de la Tercera Edad

Y por último y con respecto al funcionamiento y organización del CES quiero decir, porque me parece muy importante, y más en los tiempos que corren, que el Consejo Económico y Social no tiene ningún tipo de presupuesto municipal asignado y según se establece en sus propios Estatutos “los consejeros/as no recibirán remuneración por la realización de sus funciones”, por lo que hay que dejar claro que el CES no representa ningún coste para el Ayuntamiento de la ciudad y que todos sus miembros, lo están, de forma voluntaria y altruista.

• ¿Pretende seguir con la línea de trabajo anterior o se plantea introducir alguna novedad?

Tengo que decir que el trabajo realizado por los anteriores Consejos del que, por cierto, yo también formé parte del Consejo anterior, no se puede echar en balde. Creo que cada uno hizo lo que buenamente pudo y con los medios con los que contó y concretamente en el anterior Consejo ya se empezaron a dar pasos significativos.

Considero que ahora se abre una nueva etapa y creo que aún queda mucho camino por recorrer.

En particular me gustaría, por un lado, dejar encaminada una forma de actuación y sobre todo de organización en el modelo de trabajo y funcionamiento del CES y por otro, y como ya he comentado, creo que es prioritario dar a conocer el CES a toda la ciudadanía, su utilidad y el beneficio que puede suponer para los ciudadanos contar con un órgano de estas características y, por supuesto, intentar que el CES no sea un mero instrumento que sólo sirva para “decorar” o para decir que “ahí está”.

Es fundamental hacernos visibles e informar a la sociedad egabrense que dispone de un órgano que puede y debe de servir como interlocutor válido entre los ciudadanos y nuestros políticos, ya que en el CES, y como antes hemos visto, se encuentra representada una parte muy importante de la sociedad egabrense.

Por lo tanto, creo que nuestros primeros pasos deberían ir encaminados a poner en valor el CES, y para ello, además de informar a la sociedad, hay que empezar porque los propios miembros del CES se lo crean, comprendan y se identifiquen con que la labor que debe desarrollar este Consejo puede influir de forma importante y positiva en el desarrollo económico y social de nuestra Ciudad.

Hay que establecer nuevas líneas de compromiso por parte de los miembros del Consejo. Hay que cumplir con lo establecido en nuestros Estatutos, establecer reuniones periódicas, constituir, en su caso, grupos de trabajo, elaborar informes serios y rigurosos, establecer modelos de comunicación, estudiar fórmulas eficaces para canalizar las propuestas e iniciativas, establecer relaciones con instituciones y colectivos, etc.

Como algo más inmediato, que ya hemos puesto en marcha y que ha empezado a dar sus primeros frutos es algo tan básico, pero a la vez tan importante, como que la información que nos debe facilitar el Ayuntamiento sobre las distintas materias como pueden ser los Presupuestos, las Ordenanzas Municipales y Fiscales, etc. nos la envíe en tiempo y forma, de manera que los miembros del Consejo dispongan de un tiempo prudencial para elaborar sus informes de manera seria y rigurosa, y no con prisas y a última hora.

También me parece importante que los informes que emita el Consejo deben de recoger y aglutinar todas las opiniones de las personas y entidades que lo conforman y, por qué no, que éstos se hagan de forma razonada y con una cierta rigurosidad técnica.

Creo que también hay que tener muy en cuenta que, en algunas ocasiones, la información recibida es compleja de comprender e interpretar (estamos hablando de cuestiones a veces muy técnicas, como son presupuestos municipales, tasas, impuestos, partidas presupuestarias, tesorería …….) términos que para muchas personas que son ajenas a la gestión económica no tienen por qué conocer, por lo que también deberemos de procurar que todos los miembros del Consejo, tengan los conocimientos que tengan y provengan de donde provengan, reciban una información adaptada, que la entiendan, que les haga sentirse cómodos y sobre todo, que les permita poder opinar, discutir y participar en cualquier debate que se plantee, de manera que nadie quede excluido. Todas las opiniones son importantes y cuentan.

En líneas generales, me gustaría trabajar para que el CES se pueda ir consolidando como una plataforma de diálogo, debate y reflexión sobre asuntos que afectan directamente a la población en temas como pueden ser la situación económica y social, la educación, la competitividad, la dependencia, el mercado de trabajo ……

No hay que olvidar que en el CES se encuentran representadas organizaciones empresariales, sindicales, de trabajadores autónomos, cooperativas y otras entidades de la sociedad civil egabrense por lo que creo que puede ser un buen instrumento al servicio de nuestra ciudad.

En definitiva intentaremos animar a participar a todas aquellas personas y entidades que conforman el tejido asociativo y a los distintos colectivos egabrenses representados en el CES para que participen activamente con el objeto de proponer iniciativas y proyectos a nuestro Ayuntamiento con el fin de favorecer el progreso y el desarrollo de la ciudad.

• Usted fue elegido en septiembre de 2016, ¿cómo se han desarrollado los primeros meses de trabajo?

Pues la verdad, creo que hemos empezado bien. Han sido unos meses con bastante trabajo.
Efectivamente, el 28 de septiembre de 2016 se constituyó el nuevo Consejo Económico y Social y rápidamente tuvimos que ponernos manos a la obra porque el 24 de octubre ya tuvimos que presentar nuestro primer informe sobre la Propuesta de Modificación de las Ordenanzas Fiscales y Ordenanzas Reguladoras de Precios Públicos correspondientes al ejercicio 2017. Por lo que no había mucho tiempo que perder.

Pocos días después, en el mes de noviembre, tuve la oportunidad de participar como Presidente del CES en las I Jornadas de Economía, Emprendimiento y Empleo en Cabra, organizadas por Media Press Sur S.L. del Grupo Ineprodes.

Y durante el mes de diciembre nos hemos dedicado a trabajar para realizar el preceptivo informe sobre el Proyecto de Presupuesto Municipal para el ejercicio 2017. Informe que fue presentado al Alcalde el pasado 28 de diciembre para su posterior incorporación al Pleno Municipal.

Sinceramente, por ahora, tengo que decir que me siento satisfecho con la tarea y con los informes y propuestas realizadas hasta el momento.

Creo que se ha hecho, o al menos así se ha intentado, un trabajo serio, formal y razonable, y me gustaría aprovechar esta ocasión para agradecer a mis compañeros/as del Consejo su participación activa en la elaboración de los mismos, sacando tiempo de su tiempo libre, con reuniones que se han alargado más de lo previsto y contestando a correos electrónicos incluso en días festivos para poder presentar la documentación requerida en el tiempo establecido. Por lo tanto, sirva este agradecimiento también como reconocimiento personal hacia ese trabajo de los consejeros y consejeras del CES que nadie ve, pero que ahí queda.

• ¿Qué relación mantiene con el resto de consejeros que conforman el Consejo? ¿Considera que en él están representados todos los colectivos de la ciudad?

Bueno la relación que mantengo con el resto de consejeros y consejeras yo diría que es bastante buena.

A algunos ya los conocía e incluso con algunos de ellos mantengo una relación cercana y a otros evidentemente no, pero la sensación que tengo es que las personas que conforma el Consejo, simplemente por el hecho de estar ahí de forma desinteresada, ya me merecen un enorme respecto, pero además creo que todos estamos poniendo de nuestra parte para que las cosas funcionen de forma más que razonable; aportando cada uno lo que puede y buenamente sabe, por lo tanto mi agradecimiento a todos ellos por la buena actitud y aptitud que desde el principio están demostrando.

Es cierto que, relativamente, llevamos poco tiempo y espero poder tener la oportunidad de conocernos más y mejor, pero mi impresión es que dentro del Consejo hay un colectivo de personas con una capacidad técnica, profesional y humana digna de admiración y, si se me permite la expresión, “estos recursos y ese capital humano”, no se pueden perder.

Y con respecto a si echo de menos a algún colectivo

Decir que las personas y colectivos que deben de formar parte del CES vienen marcados en sus Estatutos y por lo tanto, poco se puede añadir.

Quizás y por la importancia que representa para la economía egabrense el sistema sanitario, pues no vendría mal alguien en representación de ese sector, pero de la misma forma también se podría incluir a alguien del sector educativo. Pero insisto, la representación en el CES viene marcada en sus Estatutos y es la que hay.

• ¿Cuál es la actividad más importante que desarrolla como Presidente del Consejo Económico y Social?

En primer lugar, hay que decir que el Presidente del Consejo debe ser propuesto por el Pleno del CES al Ayuntamiento de entre sus miembros y por mayoría absoluta, y que una vez aceptado por el Pleno de la Corporación Municipal debe ser nombrado por el Alcalde.

Las funciones del Presidente vienen establecidas en los Estatutos del Consejo y son las siguientes:

a) Ostentar la representación del Consejo.
b) Convocar las sesiones, presidirlas y moderar el desarrollo de los debates.
c) Formular el Orden del Día de las reuniones.
d) Ordenar la publicación de los acuerdos del consejo, disponer su cumplimiento y visar las actas.
e) Dirimir los empates en las votaciones con el voto de calidad.

• Y para terminar ¿cuál es el mayor reto que espera conseguir con este nuevo cargo?

Creo que esta pregunta va relacionada y resume todo lo anteriormente expuesto.

Uno de nuestros primeros objetivos debe ser dar a conocer el CES, para que sirve y que funciones tiene.

Hay que intentar que el CES sea conocido y valorado por los ciudadanos. Tenemos que darnos a conocer en todos los ámbitos y esto pasa ineludiblemente por establecer relaciones con otras instituciones tanto públicas como privadas. En Cabra, afortunadamente, tenemos varias entidades e instituciones, algunas de ellas con mucha tradición e importancia, con las que sería bueno establecer sinergias que vayan en beneficio de nuestra ciudad.

El CES debe ser tenido en cuenta como lo que es, un instrumento u órgano de participación ciudadana que puede y debe favorecer el desarrollo económico y social de nuestra ciudad y por lo tanto, contribuir a mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos que, en definitiva, es lo importante.

Y por último, tenemos que animar a participar a todas aquellas personas y entidades que conforman el tejido asociativo y a los distintos colectivos egabrenses representados en el CES para que participen de forma activa, con el objeto de proponer iniciativas y proyectos a nuestro Ayuntamiento con el fin de favorecer el progreso y el desarrollo de la ciudad.

 

 

Menú