Diversos actos han conmemorado el 50 aniversario del accidente aéreo acontecido en la ciudad

Falta el adjunto

La VIII Travesía Popular ‘Ciudad de Cabra’ ha puesto en la mañana de hoy punto y final a los diversos actos que, durante todo el fin de semana, se han llevado a cabo con motivo del 50 aniversario del accidente aéreo que costó la vida a siete personas, seis de ellas militares, y todas marroquíes, en las inmediaciones de la sierra, teniendo como punto álgido la entrega en la noche de ayer de una de las menciones honoríficas con las que el consistorio distinguió a diversas personalidades con motivo del ‘Día de Cabra’.

Los actos comenzaban el viernes en el entorno de la Casa Cuartel de la Guardia Civil, donde ante la presencia de diversos cargos de dicha institución, se descubrió un azulejo que reconoce la labor de la Guardia Civil no sólo en el rescate de los cuerpos sino también en la coordinación del voluntariado que se desplazó hasta la zona para ayudar en dichas labores de rescate.

El comandante de la Guardia Civil en Córdoba, Emilio Muñoz Arcos, señalaba que “este reconocimiento no puede llegar en mejor momento, ya que el próximo mes de mayo, la Guardia Civil cumplirá 175 años de existencia” y posteriormente leía diversos artículos de la cartilla de dicho organismo, creada por el Duque de Ahumada. Por ello, tenía un recuerdo “hacia quienes el día del siniestro no hicieron otra cosa que cumplir con su deber, dignificando los valores que siempre han distinguido a este cuerpo, como son la abnegación, la vocación de servicio y el sacrificio”.

El comandante relató algunos aspectos de las labores de rescate, caracterizadas por su dificultad por lo escarpado del terreno y por las intensas lluvia y niebla que no dieron tregua en toda la noche del 14 de marzo, hasta que a las 7.30 horas de la mañana del día siguiente, el guardia civil D. Vicente Ruiz Pareja daba con los primeros restos del avión y los cadáveres de las víctimas, y agradeció al alcalde la colaboración del consistorio hacia la institución en numerosas ocasiones.

El acto lo cerraba Fernando Priego, resaltando la labor tanto de la Guardia Civil como de los voluntarios que participaron en las labores de rescate y subrayando la importancia que dicho accidente, que cubría la línea París – Rabat, ha tenido en la historia de la ciudad “por su repercusión en aquel momento y porque la gran mayoría de los egabrenses han oído en algún momento hablar de ello, siendo claves en su difusión para las nuevas generaciones”. Por último, añadía que “las calles deben ser museos al aire libre donde se recuerde la historia de personajes ilustres en nuestra ciudad y de hechos importantes que han acontecido en la misma”.

Minutos más tarde, se inauguraba la exposición ‘C-119, piezas recuperadas de la sierra de Cabra’, que quedará abierta durante varias semanas y que se puede visitar en el Museo de la Fundación ‘Aguilar y Eslava’. Posteriormente, dos conferencias a cargo de Pablo Luque y Fernando Marín, tituladas respectivamente ‘Un C-119 accidentado en la sierra de Cabra’ y ‘El pueblo de Cabra y su avión’, en las cuales, con todo lujo de detalles, desgranaron cómo se produjo el accidente y cómo fueron las labores de rescate de los fallecidos en el mismo.

Ya en el día de ayer, con motivo del ‘Día de Cabra’, se entregaban diversas distinciones honoríficas en el Teatro ‘El Jardinito’, y en el día de hoy, se han culminado los actos con una travesía que, organizada por el Grupo de Senderismo y Montaña de la Subbética, ha llevado a unas sesenta personas a visitar la Finca de la Viñuela en algunas zonas poco conocidas para el público, así como el paraje donde el avión se accidentó hace ahora cincuenta años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
X