La Virgen de la Sierra ya está en la Parroquia de la Asunción y Ángeles

La Virgen de la Sierra, a su paso por la avenida José Solís

María Santísima de la Sierra ya está en la Parroquia de la Asunción y Ángeles después de un nuevo 4 de septiembre, en el que una vez más, varios miles de devotos y romeros esperaron la salida de la patrona de Cabra desde mucho antes de las 16.00 horas, momento en que puntualmente volvió a cumplirse la tradición para que sus costaleros la trajesen hasta la ciudad.

Tras su habitual parada en La Viñuela, María Santísima de la Sierra siguió bajando a hombros de su cuadrilla hasta llegar a la casilla de La Salve, donde se le cantó y donde las mujeres egabrenses tuvieron la oportunidad de sentir sobre su hombro el peso de las andas de su patrona, que tras ello continuó hasta el paso a nivel de la Vía Verde donde, como cada año, saludó a las personas que están ingresadas en el hospital ‘Infanta Margarita’.

Eran aproximadamente las 19.00 horas de la tarde cuando María Santísima de la Sierra llegaba a la ciudad, dirigiéndose hacia la Parroquia de San Francisco y San Rodrigo, donde fue cambiada y adecentada antes de continuar su trayecto hacia el centro de la ciudad. Tonos dorados fueron los escogidos para dicha procesión nocturna, predominando el color azul en el manto elegido para la romería.

Tras su paso por la residencia de ancianos de la Avenida de Andalucía, la patrona de Cabra continuó su tránsito hacia los arcos de la calle Baena, bajo los que entraba un año más cuando el reloj marcaba las 22.52 horas de la noche, imponiéndole Fernando Priego la vara de alcaldesa perpetua de la ciudad mientras los fuegos artificiales hacían acto de presencia, todo ello acompañado de los sones de la Banda de Música de Cabra y del tambor y la bandera, donde este año, la triste desaparición de Manolo Sabariego ha hecho que Frasky Romero se encargue de revolearla mientras que su hijo se ha encargado de tocar el tambor.

Tras la banda de Cabra, completaban el cortejo las carrozas que cada año acompañan la procesión de 4 de septiembre, y que en un total de cuarenta y tres, hicieron el primero de sus dos recorridos de estas fiestas acompañando a la Virgen de la Sierra hasta la Plaza Vieja. Allí, las carrozas abandonaron el cortejo hasta esta noche, donde participarán en la Batalla de Flore, mientras que la patrona de Cabra continuó hasta entrar, sobre la 01.00 de la madrugada, en la Parroquia de la Asunción y  Ángeles.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú