La Asociación de Empresarios y Comerciantes de Cabra (A.E.C.A.) se suma a las manifestaciones en pro de la defensa del Sector Primario en Andalucía

En la mañana de ayer viernes, día 7 de febrero de 2020 se ha procedido a la declaración pública por parte de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Cabra (A.E.C.A.) en defensa del sector primario de la localidad en concreto y de la comunidad autónoma en general, en los siguientes términos:

La Asociación de Empresarios y Comerciantes de Cabra (AECA) aglutina dentro de ella grandes empresas del sector agro-alimentario y a muchos pequeños empresarios agrícolas y ganaderos mayoritariamente del sector del olivar. El sector está pasando por una difícil situación que no se puede prolongar más en el tiempo, ya que tal hecho supondría la destrucción de cientos de puestos de trabajo (los de los empresarios y los de sus trabajadores), así como grandes pérdidas en empresas que se nutren en mayor o menor medida de prestarles servicios y/o productos. Sus demandas deben ser escuchadas y sin dilación hay que poner en marcha las medidas oportunas para paliar esta situación, articular reformas y cambiar comportamientos en la cadena agroalimentaria.

Ninguna empresa puede trabajar sin márgenes de beneficio, o lo que es peor “vendiendo a pérdidas”, de forma continua (como está ocurriendo en el sector agrícola y ganadero español) ya que irremediablemente llevaría a su ruina. Lo que parecía ser una situación puntual se ha convertido en un hecho permanente que está llevando a la ruina a muchas familias y a lo que hay que poner remedio a corto plazo.

Por parte de la Administración, junto a todos los implicados, se hace necesario estudiar la situación en profundidad y tomar medidas de forma urgente sea cual sea su ámbito de actuación (local, provincial, regional, nacional o internacional) tanto a corto, como a medio y largo plazo para que no se vuelva a producir.

Entre todos hay que conseguir que la actividad agrícola y ganadera sea rentable. No es tarea fácil, y aunque habría que estudiar la cadena de distribución nacional y los precios en origen (dentro de lo que es la libre competencia de las empresas y del mercado) luchando contra posibles fijaciones de precios, entendemos que lo anterior no es el único causante de la problemática actual y por eso creemos que no es el único punto en que se debería centrar la atención, ser fuente de estudio y de toma de medidas.

Hay otros muchos factores que influyen en la rentabilidad de la actividad agrícola y ganadera (y de cualquier otra actividad económica) y entre ellos caben destacar los costes productivos.

Entendemos que una reducción de los costes productivos aumentaría la justa rentabilidad en la actividad agrícola y ganadera. Por tanto, se hace necesario tomar medidas para reducirlos, y determinar cómo conseguir la reducción de costes laborales (que han aumentado un 40% en los dos últimos años frente a la Renta Agraria que ha bajado un 8,6%), la reducción de costes eléctricos, y otros muchos de distinta índole en función del tipo de explotación.

Los empresarios oleícolas españoles, andaluces y egabrenses no quieren vivir de las subvenciones, quieren vivir de una rentabilidad justa por su trabajo, pero bien es cierto que los fondos Europeos, que nos corresponden por contribuir con nuestros impuestos a ellos y formar parte de la UE, permiten una mayor renta agraria y la posibilidad de tener unos precios más competitivos de nuestro aceite sin perder renta y es por esto que entendemos que otro de los factores que influye en la rentabilidad del sector agrícola es la Política Agraria Común (PAC) y los Fondos de Cohesión, lo cual hace necesaria una firme negociación y defensa de los intereses del campo español en Europa, con firmeza e inteligencia, sin admitir rebajas. Igualmente, promover y exigir el apoyo de la UE ante otros países que imponen aranceles arbitrarios a los productos españoles o la eliminación de otras barreras para la exportación por vetos a terceros países, es un objetivo a conseguir.

Igualmente habría que diseñar políticas de formación dirigidas al consumidor para que sepa valorar que el precio del producto nacional es el justo por la calidad que ofrece y por los controles sanitarios a los que son sometidos (cuya ausencia, hoy más que nunca, podemos ver las consecuencias que tienen en la salud de los consumidores) frente a la ausencia de ellas en los productos de otros países. Todo esto debe estar respaldado por una legislación dura e inflexible acerca de la información que deben ofrecer los puntos de venta y las etiquetas de los productos para que el consumidor pueda elegir estando bien informado, acompañado de medidas contra importaciones de terceros países que no cumplen la legislación vigente en España en materia sanitaria, uso de pesticidas, condiciones laborales, etc.

Y posiblemente otras muchas medidas (productividad, comercialización, modernización,…) que deberían ser objeto de estudio para su puesta en marcha inmediata.

Es por esto que la Asociación de Empresarios apoya y se suma a las reivindicaciones del sector en general y a la iniciativa promovida desde la Cooperativa Olivarera de Cabra en particular, de sumarse a la concentración de tractores y todoterrenos convocada para el próximo día 14 en Lucena, con salida desde la Cooperativa Olivarera de Cabra a las 10:30 de la mañana bajo la denominación “MOVILIZACIÓN POR UN PRECIO JUSTO PARA EL ACEITE DE OLIVA” en la que participará nuestra asociación acompañando a nuestros agricultores y a la que animamos a participar a todos los egabrenses ya que de forma directa o indirecta nos afecta a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú