Francisco Poyato responde a las críticas vertidas hacia su persona por la directiva saliente del CD Egabrense

El representante local de C’s, Francisco Poyato, ha salido al paso en la tarde de hoy de las acusaciones vertidas hacia su persona por la Junta Directiva saliente del CD Egabrense, tras decir la semana pasada el ex presidente del club rojillo, Jorge Morillo, que Poyato “había metido en la campaña electoral al CD Egabrense diciendo que si era alcalde el equipo ascendería a Tercera División, cuando él ni siquiera es socio del club a día de hoy”. Con todo, la mayor parte de las acusaciones y críticas vertidas por Poyato han ido hacia el hasta ahora secretario del club, Rafael Poyato.

Francisco Poyato comenzaba su intervención señalando que “llevo seis años sin ir al fútbol, concretamente los que ha estado esta directiva saliente porque entiendo que, cuando salieron elegidos en 2007, se cometieron una serie de irregularidades que yo mismo denuncié ante la Federación y todas ellas teniendo como responsable al secretario saliente. Ha sido él y no Jorge Morillo quien hizo que decidiera dejar de ser socio del club, ya que me consta que, con sus limitaciones como cualquier persona, ha trabajado mucho por el CD Egabrense”.

El representante de C’s negaba no haber querido reunirse con el anterior presidente, como le acusaba Rafael Poyato, sino que “el actual delegado del club, José Antonio Moreno, me invitó a una reunión el bar Acuario a la que asistieron unas cuarenta personas, en la que me facultan, como representante de la corporación, para que hable con el concejal de Deportes y les haga llegar su preocupación porque el día 25 de julio finalizaba el plazo de inscripción de los equipos en Primera Andaluza y el CD Egabrense veía peligrar su dimisión. Mi labor fue simplemente de enlace”.

Francisco Poyato indicaba que “claro que saben por qué se van. Se van porque una serie de jugadores se presentan ante la directiva saliente y les hacen saber que, si no se van, no juegan más en el CD Egabrense. Ese es el motivo fundamental” y que “como no soy socio, respeto que quienes sí lo son hayan aprobado las cuentas, pero como dicen que están a disposición de cualquier aficionado, y soy aficionado, me gustaría ver esas cuentas y sus correspondientes apuntes contables, porque estoy convencido de que me lo pasaría muy bien”.

Respecto a las subvenciones recibidas, informaba que el CD Egabrense “ha recibido dos subvenciones en los últimos meses, una del PMD por valor 3.858,74€, y otra de 2.250€ para la celebración de los actos del centenario, y yo me pregunto si están metidas en la cuenta general del club, porque la que se ha entregado para iniciar los actos del centenario es finalista, es decir, que es un dinero que se ha dado única y exclusivamente para poner en marcha el centenario del club y no se puede meter ni gastar en ninguna cuenta general del club”.

También se refería Francisco Poyato al centenario del club señalando que “difiero que esa fundación sea en 1921, ya que considero que es en 1924. De hecho, el libro de Bernardo Salido ‘Historia del fútbol en Cabra. 1921-1970’ habla de la historia del fútbol en Cabra, no de la historia del CD Egabrense. Quien lea este libro se dará cuenta de que se habla de la existencia de varios equipos que confluyeron en la inscripción del CD Egabrense en la Federación en 1924, y por tanto es esa la fecha de fundación y no la de 1921”, y añadiendo que “las Bodas de Oro se celebraron en 1974 con un partido ante el CD Málaga, y si esa fecha fue la escogida, no creo que sea por capricho”. Por último, mostraba también una revista del propio CD Egabrense en la que se certificaba que se celebró el 50 aniversario en 1974, y el 75 aniversario en 1999.

El edil de C’s le recordaba a Jorge Morillo que “ser socio de una entidad, cualquiera que sea, es una potestad de cada persona, y lo mismo que digo abiertamente que llevo seis años sin ser socio por unas razones que yo entiendo que son las mías, ahora también digo que voy a volver a ser socio nuevamente, y le insto al señor Morillo a que diga cuántos años ha sido él socio del club, porque lleva bastantes menos de los que he estado yo, aunque estos últimos seis no haya estado. Si él quiere seguir ahora, que siga, y si no quiere seguir, que se vaya”, acusándole además de “celebrar la derrota de un equipo de la escuela del CDFB Egabrense desde una azotea por la pérdida de un ascenso, algo que me parece lamentable”.

Poyato comentaba también que “cuando se habla de los éxitos, hay que medir esos éxitos, porque cuando se sube hay que ver a qué categoría se sube” y que “hay que hablar también de circunstancias históricas, como no presentarse a un partido en Villa del Río en la última jornada de una temporada, o el poner en el primer partido de la temporada siguiente a un jugador que estaba sancionado, lo que le costó al equipo la pérdida de lo ganado en el terreno de juego y una sanción tanto al club como a su delegado. Esto ha pasado con este presidente y con este secretario, y es historia del fútbol del CD Egabrense, que siempre ha sido un club serio y señor allá por donde ha ido”.

Por último, Poyato hizo referencia a los partidos amistosos disputados en Gerona por el club, que la directiva saliente calificó de históricos y que para él es algo “pintoresco” y una “pachanga familiar”, que además “dicen haber pagado ellos de su bolsillo, a 80€ por persona. Si yo fuera alguien en el club, y me pagan ese desplazamiento, por supuesto que voy, pero en esas circunstancias no lo entiendo” y finalizaba añadiendo que “ni mucho menos es la primera vez que el CD Egabrense sale de Andalucía, ya que en la temporada 1993/94 el equipo compitió en Tercera División y entre otros sitios visitó Ceuta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú