El CDB Cabra, campeón provincial senior

Unas 800 personas han disfrutado en la tarde de hoy de un magnífico espectáculo en forma de partido de baloncesto en el tercer y definitivo duelo por el título senior masculino de la Liga Provincial. Con los dos equipos ya ascendidos deportivamente a Primera Nacional (otra cosa es lo que ocurra administrativamente en los próximos meses), quedaba por ver quién se hacía con el título provincial, y aunque finalmente se llevó el gato al agua el CDB Cabra, el resultado pudo ser diferente porque el CB Ciudad de Lucena vendió muy cara su derrota.

Con la buena onda tras su victoria la semana pasada forzando este tercer partido, el CB Ciudad de Lucena arrancó con muchísima fuerza y en apenas dos minutos de partido ya tenía seis puntos de ventaja en el marcador (0-6). Ese arranque, con todo, no amilanó al CDB Cabra, que era sabedor de que había todo un partido por delante, y tanto fue así que cinco puntos consecutivos de Jesús Gómez le volvieron a meter de lleno en el encuentro.

Con los de Rafa Orgaz a punto de nivelar el encuentro, tres puntos consecutivos del CB Ciudad de Lucena volvieron a alejar a los blanquiazules en el marcador (5-9), con lo que a los egabrenses les tocaba remar nuevamente. Fue ahí cuando la buena dirección en el juego de Juan Mor y Carlos Gómez, y el acierto ante canasta de Paco Vivar y Antonio Trujillo, permitieron al CDB Cabra escaparse en el marcador (15-9), si bien en los instantes finales el CB Ciudad de Lucena volvió a acercarse hasta finalizar un punto abajo el primer periodo (17-16), apoyado sobre todo en una actuación inconmensurable de Igor da Silva, que cogió prácticamente todos los rebotes que merodearon la zona y que sólo estuvo desacertado en el tiro libre, puesto que lanzó bastantes durante todo el partido debido a que los jugadores egabrenses sólo podían pararle haciéndole faltas.

El segundo cuarto siguió la misma tónica que el primero. Alternativas en el marcador, máxima igualdad, máxima emoción, y dos aficiones que apoyaban sin cesar a sus equipos para intentar que el título cayera de su lado. Así, los dígitos de ese segundo cuarto quedaron casi similares a los del primero, siendo el resultado al descanso de un punto arriba para el CDB Cabra (33-32) tras anotar el conjunto visitante un triple sobre la bocina. Todo ello, a pesar de que uno de los mejores hombres habitualmente en ataque del cuadro egabrense, Tete Rey, se cargó de faltas personales y estuvo más irregular que de costumbre en cuanto a lanzamientos a canasta se refiere.

Quedaban veinte minutos por delante (aunque finalmente fueron veinticinco) y ambos equipos tenían muchas cosas que decir, sobre todo un CB Ciudad de Lucena que, de manos de Manuel Alguacil, Igor da Silva y Rafa Pérez, no solo voltearon el marcador sino que se llegaron a marchar ocho puntos arriba ante el delirio de la afición lucentina (41-49). El título parecía marcharse hacia Lucena, con un CDB Cabra que estuvo varios minutos sin anotar ni tan siquiera desde el tiro libre, pero un triple de Paco Vivar acercó nuevamente a las huestes de Rafa Orgaz (44-49) antes de finalizar el tercer periodo.

Se entraba en el último periodo con el CB Ciudad de Lucena dominando el resultado y con el CDB Cabra con la obligación de remontar el partido si no quería caer por primera vez en casa en esta temporada perdiendo el título con ello. Unos minutos donde la defensa egabrense trabajó con mucha eficiencia, y en los que además se mejoró el acierto de cara a canasta, con un papel clave de Javi Arroyo, que anotó cinco puntos consecutivos en pocos minutos, permitió a los locales volver a ponerse por delante. Los minutos pasaban y ninguno de los dos contendientes conseguía escaparse en el marcador. Una canasta en un lado, otra canasta en la otra zona, un tiro libre fallado por el ataque lucentino, dos fallados por el conjunto egabrense… y Jesús Gómez y Tete Rey eliminados por faltas personales. Con esta situación, se llegó al final del partido con empate (61-61) y habría cinco minutos más de juego.

Y esos cinco minutos fueron un auténtico regalo para los aficionados, al igual que el resto del encuentro. Nuevamente la dirección en el juego de Carlos Gómez, y el acierto de Paco Vivar fueron decisivos para que el título se quedase en Cabra, y fue así como los rojillos volvieron a coger una ligera ventaja que supieron conservar para ponerse por delante y acabar haciéndose con el campeonato (70-67).

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú