Más de 2.000 incidencias relacionadas con la lluvia y el viento han sido coordinadas por Emergencias 112 Andalucía

a2

Las salas de atención del 112 han atendido un total de 77 emergencias, en su mayoría relacionadas con caídas de ramas y árboles, así como de otros elementos del mobiliario urbano debido al vendaval, así como con incidencias de tráfico y en la red de carreteras por balsas de agua y obstáculos en la vía, además de anomalías en servicios básicos y anegaciones del viario público, sótanos, garajes y viviendas, según ha informado el 112, servicio adscrito a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía.

El temporal deja ya, pese a todo, una cifra acumulada de hasta 2.024 incidencias.   En el cómputo global Sevilla ha concentrado el grueso de los incidentes con hasta 890 emergencias gestionadas, seguida de la provincia de Cádiz con 291, Málaga con 203, Córdoba con 171, Jaén con 151, Huelva con 150, así como Granada con 86, Almería con 63 y un total de 19 avisos en zonas limítrofes.

A esta hora siguen activados en fase de preemergencia los Planes Municipales de Emergencias (PEM) de la capital hispalense, donde se han cerrado parques y jardines hasta su desactivación, así como los de Málaga y Algeciras.

Avisos meteorológicos

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantienen activos para hoy aviso naranja por vientos costeros en El Estrecho (Cádiz). También naranja es el aviso por vientos de hasta 90 kilómetros hora en Grazalema, campiña y litoral gaditano.

El mismo nivel se prevé para la comarca de la Costa del Sol y Guadalhorce (Málaga) por lluvias, precipitaciones que se repetirán en Grazalema y la campiña gaditana.

El viento permanecerá a lo largo de la jornada de hoy viernes y mantendrá el mapa de avisos amarillo en todas las provincias andaluzas.

 

Consejos de autoprotección

Ante el temporal de viento y lluvia que azota a la comunidad andaluza y que permanecerá activo durante los próximos días, Emergencias 112 Andalucía recomienda extremar la precaución y adoptar algunas pautas de autoprotección que contribuyen a prevenir los riesgos y garantizar la seguridad de todos.

En primer lugar, es conveniente retirar del exterior de las casas (sobre todo de terrazas y balcones) todos aquellos elementos del mobiliario que puedan ser arrastrados por el viento y provocar accidentes: macetas, carteles, tendederos, mesas, sillas…

Debemos alejarnos de cornisas, muros o árboles, que puedan llegar a desprenderse y toma medidas de precaución delante de edificaciones en construcción o en mal estado.

Es preferible evitar los desplazamientos por carretera. Si es imprescindible viajar, es importante informarse, antes de salir, del estado de las carreteras por las que se va a transitar y una vez en camino seguir las indicaciones de paneles informativos y de los agentes de la autoridad así como mantenerse informado a través de la radio de las recomendaciones de las autoridades y servicios competentes.

Con lluvia y viento se debe extremar la precaución al volante, disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Nunca se debe cruzar por una zona inundada o con balsas de agua. Tampoco se debe acampar ni estacionar cerca de los cauces de los ríos aunque estén secos para evitar ser sorprendidos por una súbita crecida de agua.

En el campo y con tormenta los árboles y piedras aisladas o solitarias atraen los rayos por lo que se deberán evitarán, al igual que los objetos metálicos.  En las zonas costeras y con temporal protegerse es evitar transitar los paseos, zonas de rompeolas y miradores ya que el oleaje puede arrastrarnos de forma súbita hacia el interior del mar.

Mantener la calma y seguir las informaciones de fuentes oficiales en redes sociales y medios de comunicación ayuda a evitar rumores y falsas informaciones y en caso de emergencia, llamar al 112, servicio disponible las 24 horas, todos los días del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú